Cubanas prostitutas prostitutas en las calles

cubanas prostitutas prostitutas en las calles

Los parques y espacios abiertos también se pierden entre la densa masa de oscuridad, como si en esta ciudad de contrastes la vida no encontrara una luz al final del sendero.

En la oscuridad, los colores de la piel son uno solo. Pero las densas tinieblas que bañan de misterio y lujuria los barrios de La Habana tienen una utilidad enorme para decenas de mujeres que devengan el sustento diario de los servicios sexuales que les prestan a propios y extraños. Encontrar una chica de rítmico andar, escasa de ropas y con pintura barata en el rostro es casi una constante para aquel que decide sumergirse en el bajo mundo de una urbe en la que 20 CUC, adquiridos de cualquier manera, determinan el sostén de un hogar.

El sector social no importa. Las de Playa y las de La Cuevita son cubanas que viven un mismo drama; hijas de una misma desgracia llamada comunismo. Cree que su padre era un jamaiquino que se esfumó como el humo de los tabacos. La historia de Mary es un drama de principio a fin. Nació y creció sin un padre, su madre era una costurera con problemas de alcoholismo y un tío le quitó la virginidad a los 13 años. A los 17 se lanzó a las calles del Vedado y desde entonces no conoce otra vida que no sea la que vive entre hombres que le prometen el cielo y la tierra, pero que a la postre solo le pagan por un momento de pasión.

La tiniebla de la noche es su mejor compañera. La joven no tiene recato alguno para satisfacer las necesidades de sus clientes permanentes y ocasionales en el portal de una casa, dentro de un vehículo en una calle oscura o en el mejor de los hoteles. Como muchas cosas en Cuba , la oscuridad tiene una justificación. Plantea hacerlo entre las La campaña de ahorro de electricidad tendría su origen en la caída del petróleo en razón a que la mayor de las Antillas recibe unos Lo he probado todo.

La primera confidencia, estimulada por una lata de cerveza Bucanero. Es la tercera vez que viaja a la capital. La policía me ha pillado un par de veces y me han devuelto a mi provincia. Estuve un año y medio presa. En La Habana, Yanelis y otras colegas, han alquilado una habitación en paupérrimas condiciones para vivir.

Tienen que cargar el agua en cubos y se alumbran con velas. Todos los meses, cada una paga 5 pesos cubanos convertibles Cuc por el cuarto. Una buena jornada, significa unos doce clientes, que reportan alrededor de 1.

Si bien Yanelis entró en esta vida en su pueblo natal, fue en los alrededores del Parque de la Fraternidad habanero donde adquirió experiencia. El barrio tenía su tradición, pero fue interrumpida a principios de la década de los 60 del siglo pasado, por los avatares de la política local.

No le fue mal, aunque siempre estaba atenta a las redadas policiales, que molestaban el ambiente. Y así se buscó su punto fijo en los contenes de la Autopista Nacional , un lugar curioso a donde recalan todo tipo de clientes, en autos o motos, ebrios o lucidos, buscando otras como Yanelis, que los reciben con una lista de precios en mano. Los hay para todos los bolsillos. Las jóvenes que se prostituyen por moneda nacional no tienen, ni por asomo, la belleza y figura de las esplendidas jineteras que han aturdido a los extranjeros, a punto de llevarlos a cometer locuras, como abandonar mujer, hijos y, muchas veces, a los nietos.

Éstas son unas pobres almas errantes , que no esperan viajes al exterior sino unos diez hombres al día.

Yanelis no quiere pensar en el futuro, una mala palabra para ella. Vive el presente y de prisa. Salida propiciada también por estos regímenes socialistas-comunistas que al fin y al cabo arrasan con los valores personales de una generación tras otra a través de su adoctrinamiento.

Que regímenes cercanos se lo vayan mirando. Una joven en el Malecón habanero. La moneda nacional se abre paso en la prostitución Profundiza las diferencias sociales. Se buscó la primera clientela entre la familia.

: Cubanas prostitutas prostitutas en las calles

PROSTITUTAS FAMOSAS ESPAÑOLAS PROSTITUCION EN ALEMANIA Putas para menores solo hablan castellano prostitutas y delincuentes
PROSTITUTAS EN TARIFA LOLITAS PROSTITUTAS De modo que si aparece el pirata que cubanas prostitutas prostitutas en las calles el libro sin mi permiso y lo hizo circular en versión digital, tendré que agradecerle que lo haya hecho, pues hoy mis lectores son decenas de miles, sin exagerar, dentro de la isla. La campaña de ahorro de electricidad tendría su origen en la caída del petróleo en razón a que la mayor de las Antillas recibe unos Ese prostitutas tortosa putas milanuncios el día a día de sus cuerpos en venta y suelen soñar con hacer sus vidas en Miami, París o Madrid. Había invitado a la fiesta a un grupo de jóvenes del pueblo y ahora usaba la cinta para promover la venta de las jóvenes como prostitutas. Plantea hacerlo entre las Estuve un año y medio presa. Véase cómo Fidel Castro miente con respecto a la prostitución en Cuba.
El oficio mas antiguo del mundo prostitutas con botas Como muchas cosas en Cubala oscuridad tiene una justificación. En mis estudios, en los cuales también hice un fuerte trabajo con la estadística, obtuve un resultado preocupante: Nadie que no busque lo que ofertan las chupachupas se detiene a recogerlas. Les gritan cosas y ellas devuelven los insultos con gestos obscenos. Todo eso puede responderse con otra pregunta: Cree que su padre era un jamaiquino que se esfumó como el humo de los tabacos.

Hace poco leí en una entrevista, en la revista Consenso, a un babalao cubano reconocer que se estaba imponiendo la corrupción dentro de quienes oficiaban en esos cultos de origen africano. Durante meses Santiago estuvo asolada por aquel miedo. Pero la banda cometió un pequeñísimo error: Dos días después los habían capturado a todos.

La moraleja es bien clara. Eso se mantiene a raya con un poco de control y el Gobierno sabe bien de esas cosas. Pero para frenar la prostitución, la delincuencia, el mercado negro, el influjo de la doble moral, hay que hacer cambios rotundos en la sociedad, pues no basta con recoger un poco de jineteras hoy, o de vendedores de droga: La prueba de que no estaban dispuestos a tolerar mi libro y mi presencia en Cuba es esa: Amir, ha sido una satisfacción haberte entrevistado.

Asimismo agradezco la atención que le has prestado a esta entrevista, y el hecho de que con ella se pueda constatar ese alto grado de humanismo que emana de tus respuestas tan transparentes y esclarecedoras. En fin, te damos las gracias por todo el tiempo que nos has concedido, y que es precioso.

Trata de personas y abuso sexual en Cuba: No dormirnos en cómodos laureles. Varios chulos o proxenetas que obligaron a las prostitutas a darles dinero, en algunos casos bajo intimidación, amenazas y violencia; una mujer que permitió que dos hombres, uno de ellos anciano, toqueteara a su hija de diez años a cambio de regalos; otra madre y un padrastro que hicieron algo similar con una niña de once; un profesor de un instituto politécnico que prostituyó a una menor y tenía relaciones íntimas con varias alumnas, a quienes filmaba y chantajeaba para tuvieran sexo con extranjeros….

La propia aseveración del informe contradice ese planteamiento cuando explica que, en los casos de prostitución infantil, predomina el sexo femenino y una edad promedio de 15 años.

Por el contrario, muchas veces, incluso desde instituciones estatales especializadas como el Centro Nacional de Educación Sexual Cenesex , han trascendido las insatisfacciones por la manera en que se abordan tales asuntos en las distintas enseñanzas.

Para ello sólo hay que ir a la puerta de cualquier discoteca o centro recreativo nocturno, donde con demasiada frecuencia es posible ver a jóvenes casi adolescentes en compañía de extranjeros. En el informe recientemente presentado también llaman la atención otras carencias y anacronismos de la legislación penal vigente en Cuba, los cuales, al parecer, no parece que estén en la cartera de las modificaciones, a pesar de las sugerencias de activistas y expertos. No hablemos ya de contemplar, como hasta ahora, en el Código Penal, no sólo las figuras del proxenetismo y la trata de personas para sancionar a quienes obtengan beneficios de la prostitución, sino también incluir la penalización al cliente que estimula ese mercado sexual.

Me refiero incluso a aspectos tal vez menos difíciles de resolver. Por ejemplo, al destacar la mayor severidad del marco sancionador cuando hay actos ilícitos que involucran a niñas y niños o éstos sufren abuso sexual o de otra índole, el documento enumera entre los delitos la violación y la pederastia con violencia, que es en esencia la misma conducta criminal, pero que de acuerdo con la legislación vigente recibe diferente tratamiento si la víctima es hembra o varón.

Un remanente machista que al parecer los juristas no tienen mucha prisa en enmendar. Cuba no promueve oficialmente la prostitución en general, y mucho menos la infantil, sin embargo, su enfoque al respecto es hipócrita y mal intencionado.

El hecho de que extranjeros mantienen relaciones sexuales con niñas cubanas no es una noticia nueva. Durante años se vienen señalando denuncias en este sentido, y el gobierno cubano ha hecho poco —por no decir nada— para evitar que ello ocurra. Un destino relativamente barato y donde se viajaba con el objetivo de conocer una nación singular y alejada de la sociedad de consumo en que se han criado estos visitantes internacionales: Sin embargo, esta realidad no solo tiene que ver con los canadienses.

Viene ocurriendo desde hace años. Niñas en Cuba, prostitutas en Londres. Un vídeo de las niñas jugando y comiendo durante un cumpleaños. Simplemente verlo y señalar las preferidas. Si no estaban satisfechos, escoger otra. La situación llevó a un juez, Peter Singer, de la división familiar, a instar al gobierno de que introduzca leyes que detengan el comercio internacional de mujeres y niñas.

Se estima que unas 1. Los reporteros del Sunday Mirror realizaron una investigación que los puso en contacto con Aktham Zuhair Salem Madanat, quien se encontraba en Gran Bretaña alegando ser un iraquí perseguido por Sadam Husein.

Madanat era en realidad un jordano que confesó a los periodistas haber sido proxeneta en Miami, tener una casa en Cuba y residir durante diversos períodos en Inglaterra, a lo largo de nueve años. Tiene nueve visas cubanas estampadas en su pasaporte y había viajado 13 veces a la Isla. Madanat había regresado a Inglaterra con su esposa cubana y cuatro hijos, y todos estaban alojados en el London Park Hotel, que albergaba unos refugiados en busca de asilo.

En el lugar operaban diversas bandas dedicadas a la prostitución. El vídeo fue tomado durante el cumpleaños de una de sus hijas, en su vivienda en Cuba. Había invitado a la fiesta a un grupo de jóvenes del pueblo y ahora usaba la cinta para promover la venta de las jóvenes como prostitutas.

Niñas en edad escolar, procedentes de Cuba, Nigeria y Albania son obligadas a prostituirse en Gran Bretaña.

Las encierran, golpean y les suministran drogas. Viajan con documentos falsos. No era la primera vez que Cuba aparecía en la prensa de Inglaterra vinculada al tema de la pornografía infantil. En el juicio, celebrado en noviembre de , las autoridades inglesas mostraron su interés en conocer lo que hacía Glitter durante sus frecuentes viajes a la Isla, donde tiene una casa. En enero de , luego de cumplir la mitad de una condena de cuatro meses por 54 cargos de posesión de pornografía infantil, Glitter, que en la actualidad reside en España, manifestó que podría trasladarse a vivir en Cuba, con lo que La Habana no sólo se mostró complacida sino que lo invitó a hacerlo.

En vez de enfrentar el problema, el gobierno cubano se limita a negarlo o a limitar su alcance. Aunque existen leyes severas al respecto, no hay la voluntad de erradicar las condiciones que propician esta forma de abuso infantil, así como tampoco para poner fin a la prostitución. En Cuba el gobierno lleva décadas practicando una política de permitir en ocasiones y reprimir en otras.

La prostitución en general —y en especial la que tiene que ver con menores— nunca ha sido ajena a estos vaivenes. Cuba no promueve oficialmente la prostitución, tampoco niega la existencia de prostitutas en la Isla. Sin embargo, su enfoque al respecto es hipócrita y mal intencionado.

Nota de Manuel Castro Rodríguez: Véase cómo Fidel Castro miente con respecto a la prostitución en Cuba. Es criminal quien sonríe al crimen; quien lo ve y no lo ataca; quien se sienta a la mesa de los que se codean con él o le sacan el sombrero interesado; quienes reciben de él el permiso de vivir. Nunca podré morirme, mi corazón no lo tengo aquí. Cuando salí de Cuba, dejé mi vida dejé mi amor.

Cuando salí de Cuba, dejé enterrado mi corazón. La sociedad cerrada que impuso el castrismo se resquebraja ante continuas innovaciones de las comunicaciones digitales, que permiten a activistas cubanos socializar la información a escala local e internacional.

Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta fórmula del amor triunfante: El canadiense James McTurk se declaró culpable de tener relaciones sexuales con niñas cubanas de tres años de edad.

Con la fe de las almas ausentes, hoy sostengo con honda energía, que no deben flotar dos banderas donde basta con una: En los campos que hoy son un osario vio a los bravos batiéndose juntos, y ella ha sido el honroso sudario de los pobres guerreros difuntos. Del destierro en el alma la traje entre tantos recuerdos dispersos, y he sabido rendirle homenaje al hacerla flotar en mis versos.

Con todos, y para el bien de todos. José Martí en Tampa. Los parques y espacios abiertos también se pierden entre la densa masa de oscuridad, como si en esta ciudad de contrastes la vida no encontrara una luz al final del sendero. En la oscuridad, los colores de la piel son uno solo. Pero las densas tinieblas que bañan de misterio y lujuria los barrios de La Habana tienen una utilidad enorme para decenas de mujeres que devengan el sustento diario de los servicios sexuales que les prestan a propios y extraños.

Encontrar una chica de rítmico andar, escasa de ropas y con pintura barata en el rostro es casi una constante para aquel que decide sumergirse en el bajo mundo de una urbe en la que 20 CUC, adquiridos de cualquier manera, determinan el sostén de un hogar.

El sector social no importa. Las de Playa y las de La Cuevita son cubanas que viven un mismo drama; hijas de una misma desgracia llamada comunismo. Cree que su padre era un jamaiquino que se esfumó como el humo de los tabacos.

La historia de Mary es un drama de principio a fin. Nació y creció sin un padre, su madre era una costurera con problemas de alcoholismo y un tío le quitó la virginidad a los 13 años. A los 17 se lanzó a las calles del Vedado y desde entonces no conoce otra vida que no sea la que vive entre hombres que le prometen el cielo y la tierra, pero que a la postre solo le pagan por un momento de pasión.

Trabajaba en un hotel y me obligó a acostarme con animales. Lo he probado todo. La primera confidencia, estimulada por una lata de cerveza Bucanero.

Es la tercera vez que viaja a la capital. La policía me ha pillado un par de veces y me han devuelto a mi provincia. Estuve un año y medio presa. En La Habana, Yanelis y otras colegas, han alquilado una habitación en paupérrimas condiciones para vivir. Tienen que cargar el agua en cubos y se alumbran con velas. Todos los meses, cada una paga 5 pesos cubanos convertibles Cuc por el cuarto. Una buena jornada, significa unos doce clientes, que reportan alrededor de 1. Si bien Yanelis entró en esta vida en su pueblo natal, fue en los alrededores del Parque de la Fraternidad habanero donde adquirió experiencia.

El barrio tenía su tradición, pero fue interrumpida a principios de la década de los 60 del siglo pasado, por los avatares de la política local. No le fue mal, aunque siempre estaba atenta a las redadas policiales, que molestaban el ambiente. Y así se buscó su punto fijo en los contenes de la Autopista Nacional , un lugar curioso a donde recalan todo tipo de clientes, en autos o motos, ebrios o lucidos, buscando otras como Yanelis, que los reciben con una lista de precios en mano.

Los hay para todos los bolsillos.

0 thoughts on “Cubanas prostitutas prostitutas en las calles”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *