Malaga prostitutas chulo prostitutas

malaga prostitutas chulo prostitutas

Como mínimo de metros. Llamaban de madrugada a mi piso pidiéndome servicios sexuales. Los perfiles de los clientes varían durante la semana. Los días laborables son hombres jubilados, con una media de edad de 60 años, los que buscan sexo en El Carmen.

Llegado el fin de semana, el barrio recibe la visita de clientela extranjera -marroquíes, suramericanos y africanos- que trabajan como jornaleros en las pedanías. Lo que no varía es la horquilla de precios: De hecho, hasta se han repartido las calles del barrio: Una petición que comparte la Asociación de Vecinos Carmelitanos. Ambas asociaciones coinciden en solicitar que el importe de las multas sea superior a 1.

El Consistorio prevé consultar ordenanzas similares en otras comunidades, como Andalucía y Valencia, donde la horquilla económica de las sanciones oscila entre euros y 3. Fuera del casco urbano, en zonas como los alrededores del Eroski, el problema no son las chicas, sino los actos incívicos de clientes que los fines de semana van 'pasados de vueltas' y terminan la juerga allí.

En pedanías como El Esparragal, el sexo se extiende por la carretera de Cabezo de Torres y alrededores de la urbanización Montepinar. Las zonas conflictivas en esta pedanía se reparten por el polígono industrial que ha visto incrementados los problemas de inseguridad, ligados a la prostitución, y la carretera de Fortuna donde ofrecen sus servicios en tanga durante el verano.

Los proxenetas no accedieron, y casi de inmediato, en julio de hubo en el Saratoga una espectacular redada en la que fueron detenidas 22 chicas en situación irregular. A partir de ahí, policía y proxenetas llegaron a un acuerdo económico, aunque todo se torció cuando ese jefe de grupo tuvo un accidente y se tuvo que jubilar.

Quisieron entrar otros en el negocio…. Todo un comisario, Luis Gómez, jefe del anterior policía supuestamente corrupto, también quiso sacar tajada y para digamos despejar dudas ordenó una redada en el verano del en el Saratoga, en la que se detuvo a diecinueve personas… A partir de ahí, se institucionalizó un acuerdo que es la esencia de todo este proceso: Mientras los dueños del Saratoga pagaban, evidentemente, todas las redadas se dirigían hacia el local de la competencia, el Riviera.

En los años y , las actuaciones policiales y de la inspección de trabajo machacaron a los propietarios del club, que tuvieron que pagar una sanción de Así que los dueños del Riviera tendieron puentes hacia el comisario Gómez y llegaron a un acuerdo con él. De hecho, desde ese momento, el comisario se desvinculó del Saratoga y se centró en el Riviera, dejando el otro club a cargo de otros policías.

Recibían de manera regular sobres que iban desde los 3. El fiscal refleja unos cuantos. Por ejemplo, José Carlos Hazas, el dueño de Saratoga, pagó los 6. Les pagaban hasta la silicona para la hija de uno de los policías corruptos, incluso el dueño del Riviera, A.

Para el comisario Gómez, el fiscal pide 17 años de prisión, mientras que para el inspector José Javier Martín Pujal, la pena solicitada llega a los 44 años. La historia de este inspector es la de un viaje desde el bien al mal, desde el lado bueno al oscuro de la fuerza… Y es la historia del poder del dinero y su capacidad para corromper.

El inspector Martín Pujal no siempre estuvo en el lado de los malos. Entonces era absolutamente ajeno a lo que ocurría en la Brigada de Documentación, no sabía nada de los tratos de sus jefes y compañeros con los proxenetas y comenzó a investigar con entusiasmo a las redes de prostitución e, inevitablemente, actuó contra los clubes Riviera y Saratoga.

En diciembre de , el inspector dirigió una redada en el Riviera que acabó con 15 mujeres detenidas y el descubrimiento de que había una rumana menor de edad trabajando en el club.

Todo un bingo, por así decirlo. De hecho, el inspector se quiso llevar detenidos al encargado, al director, a los propietarios… Pero su jefe, Abundio Navas, le ordenó que detuviera solo al director de la sala, le tomase declaración y le pusiese en libertad.

Lo que hizo el policía fue no hacer caso a su superior y a la semana siguiente repetir la redada, esta vez en el local de enfrente, en el Saratoga. Pero en esa ocasión, no encontró ni una sola menor de edad, ni siquiera una mujer en situación irregular. El encargado del club estaba avisado y una flota de taxis, ayudada por coches de policía, sacó del establecimiento a todas las mujeres sin la documentación en regla.

Lo que hizo entonces el inspector, fue intentan averiguar qué compañeros estaban cobrando de los proxenetas. No sabemos lo que le dijeron, pero lo cierto es que desde ese momento aquel combativo policía no volvió a actuar ni en el Riviera ni en el Saratoga.

Y mientras, el inspector Martín, ya convertido en Jordi, ordenaba redadas y obligaba a los responsables de los locales a que contratasen a los abogados que estaban asociados con él y que pedían a los proxenetas cantidades que a veces llegaban hasta los Pero en el verano de , Martín Pujal dio un paso definitivo hacia el mal.

Pero la jugada le salió mal al inspector jefe. Los proxenetas grabaron las conversaciones que tuvieron con el policía y las entregaron en la fiscalía, que puso el caso en manos de la Guardia Civil. Agentes de este cuerpo cubrieron la cita en la que los dueños del Saratoga iban a hacer al inspector el primer pago: Un espacio para no perder detalle de la crónica negra de nuestro país y para compartir con ellos tus inquietudes. Entradas antiguas del blog.

Malaga prostitutas chulo prostitutas -

Quisieron entrar otros en el negocio…. Audios Podcast Programas completos Boletines. malaga prostitutas chulo prostitutas Qué se cree que el Estado les va a pagar vacaciones. Todos los artículos del Código Penal que abordaban esto equiparaban a los traficantes de mujeres con los que favorecen la inmigración ilegal. Paran a los coches sospechosos, los registran. Lo que no varía es la horquilla de precios: Pronto se compró su propia estación de servicio, al cabo de unos años ya poseía cinco y en descubrió el sector del relax: Buscar Posts en este Blog:

Consideran que son explotadas por las mafias. Como mínimo de metros. Llamaban de madrugada a mi piso pidiéndome servicios sexuales. Los perfiles de los clientes varían durante la semana. Los días laborables son hombres jubilados, con una media de edad de 60 años, los que buscan sexo en El Carmen. Llegado el fin de semana, el barrio recibe la visita de clientela extranjera -marroquíes, suramericanos y africanos- que trabajan como jornaleros en las pedanías. Lo que no varía es la horquilla de precios: De hecho, hasta se han repartido las calles del barrio: Una petición que comparte la Asociación de Vecinos Carmelitanos.

Entonces era absolutamente ajeno a lo que ocurría en la Brigada de Documentación, no sabía nada de los tratos de sus jefes y compañeros con los proxenetas y comenzó a investigar con entusiasmo a las redes de prostitución e, inevitablemente, actuó contra los clubes Riviera y Saratoga.

En diciembre de , el inspector dirigió una redada en el Riviera que acabó con 15 mujeres detenidas y el descubrimiento de que había una rumana menor de edad trabajando en el club. Todo un bingo, por así decirlo. De hecho, el inspector se quiso llevar detenidos al encargado, al director, a los propietarios… Pero su jefe, Abundio Navas, le ordenó que detuviera solo al director de la sala, le tomase declaración y le pusiese en libertad.

Lo que hizo el policía fue no hacer caso a su superior y a la semana siguiente repetir la redada, esta vez en el local de enfrente, en el Saratoga. Pero en esa ocasión, no encontró ni una sola menor de edad, ni siquiera una mujer en situación irregular. El encargado del club estaba avisado y una flota de taxis, ayudada por coches de policía, sacó del establecimiento a todas las mujeres sin la documentación en regla. Lo que hizo entonces el inspector, fue intentan averiguar qué compañeros estaban cobrando de los proxenetas.

No sabemos lo que le dijeron, pero lo cierto es que desde ese momento aquel combativo policía no volvió a actuar ni en el Riviera ni en el Saratoga. Y mientras, el inspector Martín, ya convertido en Jordi, ordenaba redadas y obligaba a los responsables de los locales a que contratasen a los abogados que estaban asociados con él y que pedían a los proxenetas cantidades que a veces llegaban hasta los Pero en el verano de , Martín Pujal dio un paso definitivo hacia el mal.

Pero la jugada le salió mal al inspector jefe. Los proxenetas grabaron las conversaciones que tuvieron con el policía y las entregaron en la fiscalía, que puso el caso en manos de la Guardia Civil. Agentes de este cuerpo cubrieron la cita en la que los dueños del Saratoga iban a hacer al inspector el primer pago: Un espacio para no perder detalle de la crónica negra de nuestro país y para compartir con ellos tus inquietudes. Entradas antiguas del blog.

Suscríbete gratis a este blog. Todos los Blogs de Radio Ondacero. Entra o regístrate Buscar. Audios Podcast Programas completos Boletines. Noticias Deportes Programas Blogs Sólo en ondacero. Las multas van desde los a los La portavoz de Afemtras, Ninfa, no se cree estos datos y denuncia que la policía sí multa a las prostitutas. Iniciar sesión para participar. A ti como hombre te daría igual ser chapero que barrendero? Preferirías esto a tener un jefe abusón? Son todas igual de humillantes?

Venga, dejen ya los cuentos chinos, la inmensa mayoria de las putas lo son porque quieren. Y también hay mucho "cliente" intentando justificarse. La ley sanciona a clientes y prostitutas y se imponen sanciones sólo a clientes. Luego en dos años sólo se detiene a ocho chulos.

0 thoughts on “Malaga prostitutas chulo prostitutas”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *